Historia y Personajes
Hasta la Independencia

José Manuel Hernández (El Mocho Hernández)

José Manuel Hernández (El Mocho Hernández)
Jose Manuel Hernandez

Nace en Caracas en 1853
Muere en Nueva York (Estados Unidos) el 25.08.1921

Célebre caudillo militar y político de fines del siglo XIX y comienzos del XX venezolano. Hijo de isleños trabajadores, nació en el barrio San Juan de Caracas. Con apenas 17 años inició su bautismo de fuego al unirse a principios del Septenio Guzmancista (1870-1877) a las fuerzas azules del general Esteban Quintana que lucharon en contra del Gobierno del presidente Antonio Guzmán Blanco. Luego del combate de Los Lirios (11.8.1870), hallándose Hernández herido de un balazo en el suelo, fue macheteado en el cuello y en un brazo, perdiendo 2 dedos de la mano derecha, hecho que originó su posterior apodo. Al morir su padre que era un buen carpintero, Hernández que nunca aprendió su oficio, tuvo que encargarse del taller, el cual finalmente dejó a otro para dedicarse de lleno a su verdadera pasión: la política. De sus primeros años de actividad política se sabe poco, sólo que se casó y tuvo sólo un hijo; enviudó, estuvo en la cárcel y se vio obligado a huir de Caracas. De aquí en adelante su vida fue una serie de aventuras. En el interior del país y algunas islas de las Antillas trabajó como carpintero, y en La Habana de repartidor de pan. De regreso a Venezuela, estuvo preso varias veces por oponerse al régimen guzmancista.

En 1887 llega al territorio federal del Yuruary, para trabajar en las minas de oro del Callao. Allí en poco tiempo, lidera el movimiento en contra de la arbitraria y codiciosa administración del gobernador Pedro Vicente Mijares y a favor de la reintegración del territorio al estado Bolívar. En diciembre de 1889, el presidente Juan Pablo Rojas Paúl aprueba la reintegración del territorio al estado Bolívar, medida que junto a la remoción del gobernador Mijares, son victorias para las fuerzas políticas locales. Asimismo, en febrero de 1890, Hernández es nombrado inspector de obras públicas del territorio Yuruary y, en agosto, presidente de la Junta de Fomento que dirige las obras de la carretera a San Félix. A fines de 1890 se celebran las elecciones para la representación del territorio Yuruary ante el Congreso Nacional; Hernández presenta su candidatura, pero el presidente Raimundo Andueza Palacio impone la elección de José Martínez Mayz, por lo que Hernández en enero del año siguiente eleva su protesta en Caracas y solicita que sea anulada la elección, lo cual en efecto ocurre.

Considerado opositor al régimen de Andueza Palacio, es apresado en Ciudad Bolívar (septiembre1891-febrero 1892); puesto en libertad condicional, se une al movimiento crespista y empieza a organizar la Revolución Legalista en Guayana, alzándose en abril de 1892. Triunfante la revolución, Hernández ocupa Ciudad Bolívar (19.8.1892) y es nombrado jefe civil y militar de la sección Guayana del estado Bolívar, cargo que desempeña hasta diciembre de ese año. Luego pasa una larga temporada en los Estados Unidos, sostenido por su amigo Manuel Cadenas Delgado, comerciante venezolano establecido en Nueva York. En esta ciudad, tuvo que enfrentar ante los tribunales de ese país un reclamo del norteamericano George F. Underhill, a quien Hernández había anulado legalmente el contrato del acueducto de Ciudad Bolívar. De acuerdo con los testimonios de la época, este hecho aumentó su prestigio de patriota y su fama de hombre honrado. En abril de 1893, Hernández es elegido diputado por el estado Bermúdez, cargo desde el cual censura en el Congreso el proyecto de Constitución propuesta por Joaquín Crespo, hecho que causa su distanciamiento con el sector oficial. En 1895, regresa a Nueva York para enfrentar un nuevo juicio presentado en su contra por Underhill, el cual al resultar favorable a su persona, cierra de manera definitiva el caso. Cabe destacar que durante su estadía en la capital estadounidense, Hernández pudo observar las técnicas electorales desarrolladas en las elecciones de 1896, en las cuales se enfrentaban el populista demócrata William Jennings Bryan y el republicano William McKinley; técnicas que posteriormente implementará en Venezuela.

A mediados de 1896 regresa a Venezuela, para involucrarse en el ambiente preelectoral que reinaba en el país. Con miras a las elecciones presidenciales a celebrarse en septiembre de 1897, el Partido LiberalNacionalista, organizado por Alejandro Urbaneja decide lanzar la candidatura del Mocho. Durante el año 1897, el Mocho Hernández recorre casi todo el territorio nacional, celebrando mítines (palabra derivada del inglés "meeting"), y pronunciando discursos como los que había observado en los Estados Unidos. Dado la intensa campaña electoral desarrollada por José Manuel Hernández y su creciente popularidad, se daba como un hecho su triunfo en los comicios de septiembre de 1897. No obstante, el 1 de septiembre, día de las elecciones, el Gobierno de Joaquín Crespo mandó a ocupar las mesas de votación e impuso posteriormente la elección del candidato oficial Ignacio Andrade. Ante el fraude, Hernández decide alzarse en la hacienda de Queipa, cerca de Valencia (2.3.1898). En su rol de alto jefe militar, Crespo sale personalmente a sofocar la rebelión, pero cae (alcanzado por una bala "enemiga") muerto en el combate de la Mata Carmelera (Edo. Cojedes, el 16.4.1898); en junio, Hernández es capturado por las tropas del general Ramóin Guerra y es trasladado a la cárcel de La Rotunda en Caracas donde permanece hasta octubre de 1899.

Liberado por Cipriano Castro luego de triunfar la Revolución Restauradora, es nombrado ministro de Fomento, pero se alza a los 4 días, al considerar que el gabinete constituido por Castro no respondía a las necesidades reales del país. Capturado en 1900, es enviado al castillo de San Carlos hasta diciembre de 1902 cuando es liberado por la amnistía decretada con motivo del bloqueo a las costas venezolanas por parte de las potencias extranjeras. Ante estas circunstancias, Hernández decide apoyar a Castro, actitud que le resta prestigio entre sus partidarios. Nombrado ministro plenipotenciario en Washington (julio 1903), formula críticas a la administración de Castro, publicadas en el folleto Ante la Historia (Filadelfia, 1904); renuncia a su cargo en febrero de 1904 y permanece en el exilio hasta 1908. Luego de la caída de Castro, es nombrado miembro del Consejo de Gobierno de 1909 a 1911, pero en ese año se ausenta de Venezuela y decide romper con Juan Vicente Gómez, justificando su decisión por medio de una serie de cartas, reunidas en Verdades para el pueblo (Caracas, 1911). Acusado de fomentar varios levantamientos contra Gómez, se exilia en Puerto Rico, Cuba y finalmente en los Estados Unidos donde muere.

Buscar biografías

Nombre a buscar:

|

 
McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2014. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com