Historia y Personajes

El Palacio de Miraflores

El palacio de Miraflores
Imagen Cortesía de www.viejasfotosactuales.org

La actual residencia del Poder Ejecutivo, comenzó a ser construida a mediados de 1884, luego que Joaquín Crespo se la comprara a Ernesto Stein por la suma de Bs. 36.000. En un comienzo la construcción de la nueva residencia estuvo bajo la dirección del conde italiano Giussepi Orsi de Mombello, tal vez con alguna participación de Juan Hurtado Manrique. En términos generales, la nueva residencia llamada Miraflores, tenía que superar en esplendor a la quinta Santa Inés, el hogar caraqueño de Crespo, quien para entonces, desempeñaba la Presidencia de la República en el bienio 1884-1886, como persona de confianza de Antonio Guzmán Blanco. No obstante, acontecimientos políticos interrumpen la obra, que se reanudará en 1892. En 1887, Joaquín Crespo abandona temporalmente a Venezuela y de su estadía en Barcelona (España), trae a Caracas al arquitecto catalán Juan Bautista Sales, quien llega acompañado de un grupo de artesanos, tallistas, albañiles, yesistas, para trabajar en Santa Inés y en el palacio de Miraflores. Junto con ellos, participa en la decoración del palacio el pintor español Julián Oñate, mientras que Arturo Michelena retrata al presidente Crespo, cuando éste hacía sus frecuentes visitas para supervisar la construcción de la obra.

En cuanto a la estructura del edificio, la misma consiste de 6 partes que sin embargo, forman en planimetría un conjunto continuo de ambientes dispuestos en un cuadrilátero alrededor del patio central con arcadas. El patio, a su vez, está ocupado por jardines, estatuas y una fuente de mármol. La volumetría, la forma de las ventanas que terminan en arcos rebajados, las balaustras, pilastras y los sobrios relieves decorativos, confieren a Miraflores externamente las características de un palacete neobarroco francés, a pesar del aspecto italiano que produce el jardín interno con sus corredores perimetrales. Para sus acabados, se importaron mármoles de Italia, rosetones de bronce de España y espejos de Francia. Para el momento de su construcción, Miraflores fue una de las primeras construcciones antisísmicas edificadas en Venezuela. En total Crespo gastó en su construcción una suma que excedía los Bs. 8.000.000, a pesar de la severa crisis económica en la cual el país estaba sumergido entonces. Sin embargo, no pudo habitarlo, debido a su sorpresiva muerte en el combate de La Mata Carmelera (abril 1898). El 28 de marzo, la Asamblea Nacional Constituyente acordó adquirir el palacio para convertirlo en la residencia oficial de los presidentes de la República, pero a esta decisión se interpuso la hipoteca establecida sobre Miraflores a favor del general colombiano Vicente Sebastián Mestre, quien había dejado supuestamente en manos de Joaquín Crespo el manuscrito de un "Proyecto de Código Militar", al parecer, valorado en la exorbitante suma de Bs. 700.000. En 1910, el general Mestre cede sus derechos por la suma de Bs. 500.000 al abogado Manuel María Galavís, quien, a su vez, lo traspasó por la misma cantidad al gobierno nacional. Tanto Cipriano Castro (desde 1900), como Juan Vicente Gómez (desde 1908), residieron en Miraflores. A partir de 1913, ocuparon la residencia José Gil Fortoul y luego el presidente provisional Victorino Márquez Bustillos (1914-1922). En 1923, es asesinado en extrañas circunstancias en Miraflores Juan Crisóstomo (Juancho) Gómez, el hermano de Juan Vicente Gómez, quien para ese momento ocupaba el cargo de primer vicepresidente y gobernador del Distrito Federal. A partir de entonces, el palacio queda clausurado hasta 1935. es ocupado nuevamente por los presidentes Eleazar López Contreras e Isaías Medina Angarita; este último dispone algunas modificaciones en los ambientes destinados al despacho presidencial. En los tiempos de Marcos Pérez Jiménez, el arquitecto Luis Malaussena introduce radicales cambios internos, borrando parcialmente las características de la decoración crespista. Finalmente, los sucesivos presidentes realizaron algunas ampliaciones: un jardín japonés, las oficinas administrativas, el salón Ayacucho, e intentan devolverle al palacio su aspecto interno origina, restaurando las pinturas, los techos y los pisos de mosaicos.

Buscar biografías

Nombre a buscar:

|



McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2014. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com