Ecoturismo

Venezuela, conciencia, turismo y desarrollo

El ecoturismo es el turismo que se practica cuando el hombre escoge como destino los entornos naturales donde se desenvuelven, los organismos cuyas relaciones con esos entornos estudia la Ecología. Dicho en otra forma, el ecoturismo es el turismo cuyo fin primordial es el acercamiento con la naturaleza.

La ecología es la ciencia que se ocupa de estudiar las interelaciones de los diferentes Organismos con el medio ambiente donde viven y desarrollan sus actividades. La palabra ecología; se compone del vocablo "eco" que viene del griego "oikos" que quiere decir casa o sitio donde se vive y de "logos" que significa "tratado" o "estudio".

En base a este criterio podría deducirse, partiendo del concepto definitorio de la ecología, la existencia de dos clases de turismo: el ecológico y el ecoturismo, aunque ambos se confundan en el desenvolvimiento de tal practica turística.

Me atrevería a establecer una diferencia entre el turismo ecológico y el ecoturismo.

El turismo ecológico sería el que practican los ecólogos en observación y defensa del entorno, del hábitat, del eco, del "oikos", para que además de disfrutarlo, puedan también enseñar, a quienes practican el ecoturismo, a sentirse en ambiente natural alejado de la población, de la destrucción, de la depredación, de la sequía, de la tala, etc, sembrando en la conciencia de quien no es ecólogo, cariño y respeto por la naturaleza.

Desde los años de la década de los 70 ha venido desarrollándose una tendencia muy pronunciada en el incremento del ecoturismo tomando actualmente características de masificación que a la larga van deteriorando el medio ambiente natural, de no tomarse las necesarias medidas de conservación del mismo.

Es el momento de desarrollar la defensa del "oikos" o sea de solapar los términos turismo "ecológico" y "ecoturismo", tendiendo a que, quienes practican el ecoturismo, busquen cambiar la asfixia y el stress citadino por el aire puro y por la tranquilidad del bosque, con el mismo criterio que lo enfoca el ecólogo.

Mientras no haya una definida conciencia del turista frente a la conservación del "oikos" o "ambiente natural" las enseñanzas de los ecólogos no detendrán la destrucción de los practicantes del ecoturismo, que algunas veces son involuntarias, por ignorancia, y otras a sabiendas, en desesperada búsqueda de ganancias económicas. La conciencia ante el ecoturismo masivo debe crearse desde la infancia, es problema de educación y es deber del Estado, el cual debe crear leyes, normas y penalidades que defiendan el "oikos" y que realmente se apliquen en beneficio de la subsistencia humana.

El ecoturismo se ha convertido en un fenómeno de gran volumen y se practica de diferentes maneras y en diferentes sitios. Se utilizan los bosques, las selvas, los lagos, los ríos, las montañas, los desiertos. Se desarrollan infinidad de actividades como la pesca, los zafaris, la cacería, la tala, la toma de fotos, la recolección de flora, estudios de investigación y en fin un sin números de acciones incontroladas que destruyen diferentes ecosistemas y crean desigualdades geológicas. Es necesario entender que el ecoturismo sano es el que logre establecer un nivel de compensación entre el disfrute de la naturaleza y la obtención de recursos naturales para usos industriales o alimentarios, pues la conservación de la biodiversidad es condición "sin equanón" para el bienestar y vivencia del ser humano y de otras especies.

La población indígena sufre fuertemente las consecuencias del ecoturismo incontrolado cuando los empresarios del sector turismo, en su afán de conquistar clientes, impulsan el atroz impacto socio-cultural que se produce en estos grupos indígenas, que son tan humanos como los promotores.

El ecoturismo debe observarse muy de cerca y con mucho detenimiento para no convertir en un mal algo que puede ser un beneficio para el sitio que se ha elegido como destino turístico.

El tema del Ecoturismo es sumamente extenso y es materia muy especializada que debemos dejar a los técnicos especializados en la misma. De lo que si estamos seguros, y podemos recomendar, es que con toda seriedad y estudio técnico se legisle, se controle y se coordine el funcionamiento del Ecoturismo para que no se convierta en desastroso y negativo lo que puede ser beneficioso para el ambiente, para el turista, para el habitante del destino escogido, para la economía regional o nacional, para el promotor turístico y para el empresario industrial.

En muchas partes del mundo se practica el ecoturismo, sea el caso de los Estados Unidos, del Canadá, de Costa Rica (con mucho éxito), por sus diferentes climas y gran cantidad de animales y vegetación, Argentina por su variada pesca, en el Africa por sus zonas selváticas para los zafaris, las zonas del mediterráneo y en fin en muchas otras partes.

En Venezuela tenemos diversidad de sitios para practicar el Ecoturismo, los cuales debemos someter a mantenimiento sostenido y a control severo. Para conservar los ecosistemas y aprovechar sus bellezas naturales como generadoras de turismo.

Como sitios importantes podemos destacar, entre otros, los siguientes: En el Oriente del país Playa Colorada y el Parque Nacional Mochima de singular belleza, famosos por sus islas, corales y variada flora y fauna; el Parque Nacional "Cueva del Guacharo"; las tranquilas playas de Cumaná y las playa de Puerto Santo, Copey, Caribe en Carúpano; la Isla de Coche y Cubagua famosas por sus perlas; sus diferentes playas como Playa El Agua, Puerto Cruz, Manzanillo, Puerto Viejo, Playa Guacuco y otras; el Parque Nacional Laguna de la Restinga con sus manglares. En las afueras de Puerto La Cruz se puede bucear. Por el sur de Venezuela corre el caudaloso Río Orinoco y es también asiento de los "Parques Nacionales" Gran Sabana (500.000 km2) y Canaima con el Salto Angel y sus tapuies.

Otros sitio importantes para el ecoturismo son los páramos, la Laguna de Mucubají, Santo Domingo, Páramo La Culata, Niquitao, La Negra en los Andes, los parques Henry Pietier en Aragua, Los Medanos de Coro y el Parque Nacional "Morrocoy" en Falcón, el Bosque Macuto y Parque Yacambú en Lara; las Minas de Aroa, el Yurubi, el Leonor Bernabo en Yaracuy; el Parque recreacional "Los Majaguas" en Portuguesa.

En el Estado Mérida, se encuentra el Parque Nacional "Sierra Nevada" con su variada flora en la que predomina el frailejón, torrentosas caídas de agua, caudalosos ríos, agradable frío, aire puro y muchas otras sorpresas que envuelven al mas exigente turista. Este parque de 190.000 hectáreas fue decretado Parque Nacional en 1.952 por iniciativa de la Universidad de Los Andes (U.L.A). En este parque se asienta el pájaro el Cóndor y el "Oso Frontino", ambas especies casi en extinción. También hay infinidad de lagunas como Mucubají, La Negra, El Hoyo, La Verde, Los Patos, el Suero, la Sangre y muchas más.

También está en esta zona el Parque Nacional "Sierra de la Culata" "habitat natural" del cóndor y en el "Parque Sierra Nevada" están los picos Bolívar y Humbolt a las que se accede (hasta casi 5.000 mts. de altura) por un Sistema Teleférico, el más alto y largo del mundo al que se debe prestar un especial mantenimiento.

Hay muchos otros sitios muy importantes para practicar el Ecoturismo, pero los conocidos y sobresalientes son los que hasta ahora he nombrado.

Lo más importante es formar conciencia en el público para que se mantengan estos parques y se puedan seguir visitando sin destruir el medio ambiente para que este tipo de turismo nos produzca riqueza en vez de tristeza.

El río Orinoco, el más importante del país corre en la región sur, es la puerta a la Región de Guayana, extensa zona de selvas, con ríos caudalosos, salto de aguas, abundante y variadas flora y fauna, habitat de grupos étnicos como los pemones y Wuaraos, yacimientos de diferentes minerales (sobre todo hierro), diamantes, oro y sobre todo de paz tranquilidad y amplitud.

Aproximadamente 3 millones de hectáreas de la Región Guayana constituyen el "Parque Nacional Canaima" el mayor de Venezuela, abarcando la cuenca media y baja del río Caroní: En este parque está El Salto Angel, que es el salto de agua más alto del mundo (aprox. 1.000 mts).

En el corazón de la Región de Guayana, en la cuenca alta del Rio Caroní se encuentra, en una superficie de 75.000 km. la maravillosa e indiscutible belleza natural conocida "La Gran Sabana", algo espectacular y sobrenatural y que pudiéramos decir que es el paraíso soñado por los ecólogos y ecoturistas. Esta sorprendente maravilla ha sido acercada a la contemplación fácil del ecoturista por una carretera que une a El Dorado con Santa Elena de Uairén en limites con Brasil.

La Gran Sabana esta repleta de ríos con variadas clases de peces, con fauna terrestre y áreas muy abundante, consiguiéndose en sus bosques lapas, picures, vaquiros, monos, tucanes, colibríes, tigres, pumas, canaguaros comadrejas, el "perro del monte", (pocas veces visto), cachicamos, oso hormiguero, chiguires, garzas blancas, loros, serpientes, tortugas, inmensas clases de árboles y arbustos, muchísimas flores en las que sobresalen las bromelias, también se consiguen helechos gigantes de hasta 5 ó más metros de altura. Visitar la Gran Sabana es disfrutar de una increíble emoción que posiblemente no consiga en otra parte del globo terráqueo.

Fotos de nuestros visitantes



McAfee Los sitios Secure le ayudan a prevenir robos de identidad, fraudes a través de tarjetas de crédito, software espía, correo no deseado, virus y otras estafas en línea

Condiciones de uso
© venezuelatuya.com S.A. 1997-2014. Todos los derechos reservados. RIF J-30713331-7
Powered by Globalwebtek.com